Hepatitis

By: | Tags: | Comments: 0 | agosto 1st, 2017

28 de Julio, Día Mundial contra la Hepatitis

Con frecuencia, las hepatitis virales no dan síntomas.

Una epidemia silenciosa a la que podemos ganarle.

Las claves: consultar un médico, hacerse análisis de laboratorio, conocer y prevenir los factores de riesgo y vacunarse. Es muy fácil saber si estás expuesto y empezar un tratamiento. Conocé más sobre el tema, de la mano de la doctora Sara Chao*, hepatóloga de Genea.

La hepatitis viral es una enfermedad infecto-contagiosa que puede ser provocada por diferentes virus: A, B, C, D y E. Afecta a millones de personas en todo el mundo, manifestándose como una enfermedad aguda en el hígado (hepatitis aguda) o una enfermedad crónica (hepatitis crónica). Si el paciente no presenta un cuadro agudo con síntomas como coloración amarilla de la piel, fiebre y decaimiento -que ponen en evidencia la infección- se puede evolucionar a un cuadro crónico y es posible que no sea advertido durante muchos años y darse a conocer cuando se alcanzó el estadio de cirrosis o por desarrollo de cáncer de hígado. Por este motivo, a las hepatitis virales se las ha denominado una epidemia silenciosa.

Son responsables de la muerte de cerca de 1,4 millones de personas cada año. En Argentina, se estima que un millón de personas las padece y menos del 30 % lo sabe.

Es importante conocer los factores de riesgo que conducen a que una persona pueda contraer una hepatitis viral:

• Recibir transfusiones de sangre antes del año 1992
• Uso de drogas endovenosas
• Haber mantenido relaciones sexuales con parejas que pudieran estar infectadas
• Haberse realizado procedimientos invasivos médicos, odontológicos o terapias alternativas o tatuajes en lugares de dudosa esterilización del instrumental
• Haber convivido con alguien que expuesto a los anteriores factores de riesgo.

Por eso, si reconocemos alguno de estos señales de alarma, debemos consultar al médico, solicitar y hacernos el test. Es importante saber que si hay alguna sospecha sobre alguna conducta que pudo causarnos la exposición al virus, cuanto más se tarde para averiguarlo, más tiempo le damos a los virus para que dañen el hígado. Si alguna vez le dijeron que tuvo hepatitis pero no sabe cúal o no pudo recibir atención médica previamente, no dude en hacer una consulta con un especialista: actualmente la hepatitis se previene, se trata y se cura.

En Genea le ofrecemos la posibilidad de ver un Hepatólogo y de realizarse los análisis necesarios en nuestro laboratorio.