Cancer de mama: mitos y certezas

By: | Tags: | Comments: 0 | octubre 27th, 2017

Dialogamos con la doctora Mariana Castro Barba, especialista en diagnóstico por imágenes de nuestro Centro, sobre este tema, que tiene tanta relevancia para las mujeres a partir de los 35 años. Hay mucho que depende de nosotros como paciente para cuidarnos. Enterate cómo en esta nota.

¿Cambió la percepción de las pacientes con respecto a esta enfermedad?

Creo que cambió la percepción sobre todo con respecto al criterio de cuidado. Antes muchas mujeres no se querían hacer una mamografía y ahora las mujeres buscan hacérsela y saben que la recomendación habitual es realizarla una vez por año. También preguntan si es un método de diagnóstico suficiente.

¿Qué podemos hacer las mujeres para prevenir el cáncer de mama?

En sí no hay una estrategia puntual para prevenirlo. Pero sí hay medidas saludables que hacen que disminuya el riesgo de padecerlo y que son comunes con otros tipos de cáncer e incluso otras enfermedades. Por eso, es aconsejable fumar, no tomar alcohol en exceso, llevar una dieta balanceada y mantener un peso saludable.

¿Son eficaces los estudios como ecografía mamaria y mamografía? ¿Tienen contraindicaciones o son molestos?

Sí, son eficaces por que permiten realizar hallazgos cuando la enfermedad no da síntomas. Esto hace posible que encontremos enfermedades en estado subclínico o asintomático, y que –por ende- estuvieron presentes menos tiempo en el organismo de la paciente y esto influye muchísimo en la efectividad de los tratamientos. La mamografía no tiene contraindicaciones absolutas. Solo deberá evaluarse en caso de una mujer embarazada la conveniencia de realizarla o no (si hubiera una sospecha muy fuerte de enfermedad), ya que utiliza rayos x. No provoca dolor generalmente en las mamas, la compresión es tolerable y tiene dos beneficios: cuando la compresión es la adecuada , mejores imágenes se obtienen y menor radiación recibe, ya que los raxos x atraviesan menos cantidad de tejido.

Por su parte, la ecografía no provoca dolor en absoluto y simplemente se coloca un gel sobre el transductor para obtener imágenes. Las mismas son a través de ultrasonido, la imagen es distinta a la que brinda una mamografía, por eso decimos que es un método complementario de diagnóstico.

¿Cuál es la recomendación con respecto a estos estudios diagnósticos?

Lo que aconseja la Sociedad Argentina de Mastología es realizarse una “mamografía de base” a los 35 y luego, a partir de los 40, una por año. Desde ya, que esto puede cambiar en base a hallazgos o antecedentes familiares. Por su parte, la ecografía mamaria es una complemento a la mamografía. Lo que sí se comprobó científicamente es que realizarse mamografías con la periodicidad indicada por los médicos, disminuye la mortalidad por esta enfermedad.